jueves, octubre 19, 2006

Vísceras...

Hoy subía a comer en el ascensor y jugaba a adivinar que tenían los vecinos de mi bloque para comer… y hoy, alguien en mi casa ha comido hígado, seguro.
Y digo que seguro, porque el hígado me gusta mucho, con un empanado crujiente, es lo mejor del mundo…
Total, que mientras me comía mi comida, le daba vueltas a una idea.
¿Por qué la gente ya no consume productos de casquería? Antes, cuando era pequeña y acompañaba a mi madre al mercado, recuerdo aquellos puestos, que me parecían de lo más gore, pero ejercían una atracción especial sobre mí, con sus cerebricos alineados, sus bandejas de tripas para callos, hígados, riñones, livianos, mollejas…
¿Tan finolis nos hemos vuelto? ¿Acaso el aspecto nos repugna?
Yo creo, que el sabor no puede ser, ya que muchos productos cárnicos llevan una proporción importante de estos ingredientes ¿o quien no se ha encontrado un trozo de cartílago traqueal en una salchicha de Frankfurt? (si hombre, si, son esos trocitos blancos más duros y con forma de tubería de grifo de ducha que salen de vez en cuando). Además la gente no rechaza el foie ¿no?
A mi, personalmente no me repugnan, donde esté un buen hígado de potro empanado…

6 comentarios:

lucce dijo...

Estoy contigo Doña Col, plántemonos y reivindiquemos exquisiteces viscerales. ¿Y qué me dices de una cabeza de cordero bien guisada, con un buen vino blanco, cebolla, laurel...?, Sus sesos, su lengua, incluso su ojo, su carrillera... Espero que ningún lector de chafardeando se asuste...

Doña Col dijo...

Por aquí son muy típicas las cabezas de ternasco asadas... Aunque he de reconocer que no es uno de los productos de casquería que más me apasionen... Hablando de carrilleras, hay un restaurante en Jaca, que ahora no recuerdo su nombre (si alguien está interesado, haré ejercicio mental para acordarme) que preparan un guiso de carrillera de infarto de miocardio triple mortal...

Pachi dijo...

A mi me gustan todas las visceras.Si acaso me cuestan un poco los pulmones, que se meten junto a corazon e higado en el asadillo de cordero, pero solo porque estan algo mas blanditos que los demas.

Y si: de pequeño, un dia a la semana, filete de higado y criadillas era el menu.

Por si te interesa, puse un articulillo despues de hacer una encuesta en Mundorecetas sobre lo que a la gente le daba repelus...

Esta en este enlace:

http://blogs.ya.com/gourmetporcasa/200510.htm#39

(no se si podras acceder directamente.Si no, corta y pega en el navegador)

Doña Col dijo...

Muy bueno...jejeje
Con razón Garbancita te denomina "ESTADISTA"...

Marisa dijo...

A míme encantan todas las vísceras menos, como a Pachi, el pulmón, es tan blandurrio.
En Madrid siempre fueron, ahora lo sonmenos, típicas las gallinejas y los entresijos de cordero fritos.
En Vallecas había varias freidurías que ya no existen, sólo queda una.
Creo que es cuestión de pesos y grasas. El personal busca alimentos más ligeros y menos ricos en grasas saturadas. Y por otro lado se lanzan a consumir un montón de productos manufacturados que los llevan camuflados a mogollón. Me lo expliquen, plis.
En mi mercado habitual casi tienen que cerrar las casquerías porque no tenían clientela, pero desde que han llegado los extranjeros, que consumen un montón de vísceras , están viviendo su segunda edad de oro.

Jose dijo...

Yo me lo como todo, todo, todo, además tengo la suerte de que en la carnecería que suelo comprar tienen cosicas variadas, ya he probao el potro y el toro; y hace dias que vi ancas de rana en el alcampo, pero my family no apoya la compra de dicho producto...

La Gastro Red

Archivo del blog

Amiguetes & Cia.

Código Cocina

Ranking de Gastronomía Wikio

Wikio – Top Blogs – Gastronomia