sábado, agosto 25, 2007

Agro-Tour 2007: Periplo Cántabro (I)

Sí,lo sé, he dejado un poco olvidado el blog durante las vacaciones pero que le vamos a hacer, dónde las pasé no se estila el ADSL ni otras tecnologías similares (que necesidad tienen)...

El caso es que el viernes 3, salimos del curro al medio día y pillamos carretera y manta hacia León.

Llegamos a Vegaquemada a la hora de la cena y ese mismo día ya pudimos dormir con manta… que gustazo, a ver donde puedes permitirte dormir así en pleno mes de agosto.

Por aquí estuvimos poquitos días, lo justo para descansar y cargar las pilas. El miércoles pillamos el coche y ala… otra vez a la carretera, sólo nos faltaba la mochila, la flauta y el mostacho para ser igualitos a Labordeta. Habíamos quedado con mimuymejoramiga Alicia (la recordareis de algún otro post) y con otros amigos de los Madriles en la casa que Alicia tiene en Treceño (Cantabria).

Es un lugar precioso, que no conocía y eso que la zona la tenía un tanto recorrida. Esta cerquita de San Vicente de la Barquera (si, hija si… el pueblo del Busta), Comillas, Cabezón de la Sal y Santillana de Mar).

El caso es que han sido días de risas, descanso y zampar como animales… una cosa exagerada (ya es más fácil saltarme que rodearme).

Como éramos mogollón decidimos comer fuera todos los días, de modo que hemos podido saborear la gastronomía autóctona y ponernos, como dicen por tierras leonesas, como auténticos gochos.

Nada más llegar, fuimos a comer al restaurante que está al lado de la gasolinera de Treceño. Pillamos menú, pero vaya menú… Yo pedí ensaladilla rusa (jejeje ahí, practicando deportes de riesgo) y me sacaron una peazo-fuente que lo flipas, solo para mi, y yo, que no se decir que no y que como he explicado otras veces no se dejarme nada en el plato, me comí hasta el último guisante porque además estaba buenísima y sabia como la que hace mi mamá. De segundo lenguado, que estaba bueno pero que tenía tamaño felpudo de recibidor… y de postre, lo peor de la comida, una mousse de limón que de mousse no tenía más que el nombre… Era como una crema aguachurri amarillo fluorescente. Una pena, porque la comida estuvo bastante bien.

Con vino y cafés, salimos a unos 8 € por barba… bastante barato para lo que tragamos.

Ese día, como solo estábamos 3 decidimos cenar en casa tranquilicos para podernos poner al día de los últimos acontecimientos, vamos, lo que viene a ser marujear de lo lindo…

Una vista de Treceño

1 comentarios:

Carlos dijo...

Hola llegué a tu blog, a través de otros y te felicito, te invito a que recorras el mío.
Carlos

La Gastro Red

Archivo del blog

Amiguetes & Cia.

Código Cocina

Ranking de Gastronomía Wikio

Wikio – Top Blogs – Gastronomia