miércoles, marzo 23, 2011

I Aniversario de Los Gastrónomos del Ebro

Últimamente me prodigo poco por estos lares y es que este blog está en proyecto de reforma y ya sabéis lo que ello conlleva, tirar tabiques, cambiar sanitarios, ir en busca de los muebles que te gusten… en fin… un coñazo que te absorbe demasiado tiempo y si a ello sumamos el curro y la actividad con Gastrónomos del Ebro… pues que os voy a contar…
Y es que últimamente los Gastrónomos hemos estado embarcados en muchas cosicas interesantes. Participamos en la feria Alimentaria Qualimen con un stand propio y diversas actividades como fueron la Jornada Técnica en #qualimen: Internet y redes sociales para la empresa Alimentaria, o la cata retransmitida via streaming en la que participaron algunos bloggers y amigos. Además, también hemos cumplido un añito y había que celebrarlo por todo lo alto: I Aniversario Gastrónomos del Ebro, Fotos, vídeos, crónicas y más
Y de eso venía a hablaros hoy… de la cena que organizamos con la excusa de poder celebrar nuestro primer añito de vida.
El restaurante seleccionado para tamaño evento fue, "La Ontina" capitaneado por Ramiro Sánchez del grupo Maher, un entorno ideal y por cuya puerta habían pasado muchos de nuestros Gastrónomos sin atreverse a entrar por el miedo a la “clavada” o al desconocimiento de la cocina que allí se práctica… Después de la cena, me atrevo a decir que muchos volverán, encantados con el menú que Ramiro y su equipo preparó para esa noche.
Además contamos con unos padrinos de excepción: Bodegas San Valero, Oro Gourmet y la Asociación de Vacuno de Aragón. Un auténtico gustazo poder disfrutar de sus inmejorables productos.
La cena comenzó prometiendo con una serie de entrantes al centro de la mesa, maridados con cava Gran Ducay de : Bodegas San Valero, y compuestos por:
Nuestros encurtidos de Aragón. Olivas negras, manjar de dioses y mortales… y si no que se lo digan a mi familia paterna: somos auténticos devoradores de éste producto…

Patatas rustidas con alioli de piquillos y parmesano. Las patatas estaban en su punto y ese toque sutil y aterciopelado del piquillo en alioli acababa de dotar al estado de obra de arte, lo que vienen a ser unas “pataticas fritas”.

Pan de coca con infusión de hongos. Suave, cremosa y sensual crema de hongos que atrapaba nuestras papilas acompañada de un crujiente pan de coca.


Consomé de hongos y Jamón de Teruel. Si del nuestro, de Teruel… un consomé que concentraba todo el sabor de uno de los productos estrella aragoneses. Aquí el fotografo falló y le pudo la gula a la "obligación".

Longaniza de Aragón sobre cama de pure de patata. Fuera de carta, Ramiro nos sorprendió con esta Longaniza que nos explicó que preparaban en su Restaurante de Cintruénigo… Después de probarlo puedo asegurar que estos navarricos no hacen la longaniza nada mal…

Milhojas de foie con láminas de oro. Creedme si digo que daba pena comérselo. Era un entrante precioso en el que se combinaba foie, queso de cabra y membrillo rematados por una delicada lámina de oro. Por cierto, además de bonito, estaba “delicao”.

Parmentier de patata trufada y calamar en tempura.  Os puedo asegurar que este plato levitar a más de uno de los comensales de la mesa en la que estaba sentada. La sutileza del parmentier contrastaba a las mil maravillas con el crujiente calamar.

Terminados los entrantes, continuamos con el resto de platos.

Arroz caldoso con vieiras y hortalizas. Sobre el sabor del plato perfectamente equilibrado, destacaba una vieira perfecta, deliciosa, sublime, potenciada por un fresco y afrutado Monte Ducay rosado.


Vacuno de Aragón con bechamel y queso tronchón. La ternera estaba perfecta, al punto y la delicada salsa acompañaba, sin empañar, la textura y el sabor de la carne. Para acompañar la carne, Bodegas San Valero seleccionó uno de sus vinos más buscados y ansiados por los amantes de los caldos aragoneses, un 8.0.1.

Texturas de café. Nunca un nombre fue tan acertado. El postre estaba compuesto por diferentes texturas de café que iban desde la crema hasta el crujiente. Un postre de 10. Este postre fue maridado con un goloso moscatel Gran Ducay de Bodegas San Valero.

La cena concluyó con el ya instituido, sorteo de productos degustados durante la velada.

Antes de concluir esta crónica, me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas que han acudido a nuestros eventos, que han estado pendientes de nuestras convocatorias, que han agotado las entradas en poco tiempo, que han participado con sus comentarios, que nos han arropado… en fin, que nos han acompañado en esta andadura que comenzó siendo una idea romántica para difundir la gastronomía aragonesa y que cada vez pisa con más fuerza en el panorama gastronómico de nuestra comunidad… será que no lo estamos haciendo tan mal…

0 comentarios:

La Gastro Red

Archivo del blog

Amiguetes & Cia.

Código Cocina

Ranking de Gastronomía Wikio

Wikio – Top Blogs – Gastronomia