jueves, septiembre 28, 2006

Día internacional de la gastronomía aragonesa

Hoy no era fiesta grande, ni víspera de tal, ni el cumpleaños de ningún familiar, pero hoy había fiesta a la hora de comer… Y es que hoy parecía el día de la gastronomía aragonesa en el Corte Inglés (aquí en Zaragoza se suele aprovechar para el Pilar…).
Yo que llego a mi casa hecha polvo y tarde porque me ha tocado asistir a unas charlas de esas que recetan contra el insomnio y… ¿Qué me esperaba en la mesa?
¡Un clásico de la gastronomía aragonesa!
De primero tenía migas a la pastora que me encantan (algún día que las haga yo pondré la recetilla y alguna afoto) y de segundo ternasco. Puaf… a lo que me he dado cuenta ya estaba con el plato limpio… y de postre…Je je je
Como anoche la tele no estaba nada entretenida, cuando vi que empezaba Terminator 3 se me presentó la oportunidad de tener la cocina para mi sola. Se me apetecía preparar melocotón con vino, pero para mi decepción, las reservas de vino tinto de casa se habían agotado y tenía que bajar al trastero, y que quieres que te diga, no me apetecía. Así que me puse manos a la obra. Decidí hacer melocotón al moscatel.
Más o menos y para los más golosos (está muy dulce) ahí va la receta para una persona (quien quiera para más, que saque la calculadora y multiplique)
3 melocotones pequeños
4 cucharadas de azúcar (se pueden eliminar tranquilamente si se quiere menos dulce)
2 pizcas de canela en polvo (o una rama pequeña)
1 buena chorretada de moscatel (casi, casi cubra al melocotón en el puchero)
Para hacerlo, pelé los melocotones y los corté en gajos grandes (que se vean), los eché a un cazo y le añadí el azúcar, la canela y cubrí con el moscatel.
Lo tuve un poco más de dos horas a fuego lento y removiendo cada poco hasta que se quedó sin moscatel.
Después lo metí en el frigorífico a enfriar.
Las fotos las subiré en cuanto pueda, ya que no he tenido tiempo de descargarlas.
En cuanto a los posibles usos a los que podría dedicar tal experimento, se me ocurren unos cuantos. De postre, como me lo he comido yo, en una tartera de barro sin mucha decoración (podría adornarse con algo de mermelada de frutas del bosque o alguna tirilla de leche frita para presentaciones más chic). También se me ocurre emplearlo de acompañamiento, como por ejemplo, con un rollo de pollo relleno de beicon, pasas y ciruelas…

5 comentarios:

lucce dijo...

Para mi gusto el melocotón al moscatel me resulta excesivamente empalagoso. Ahora, no sé muy bien lo que será, pero esa palabra: TERNASCO suena de tal manera que estoy encharcando el teclado (e insisto, no sé que será... suena a carne...) De hecho me voy pa Google a ver qué me dice. Agur

Doña Col dijo...

Efectivamente, el ternasco es CARNE...
Es un cordero alimentado desde su nacimiento con leche materna y cereales y que se sacrifica con una edad inferior a 90 días y un peso en canal de 8,0 y 12,5 kg (como puede verse es el cordero comercializado de menor peso, de ahí su terneza aunque no puede igualarse al "torrente" de sabor de un cordero castellano...).
Las razas a las que pertenece el Ternasco de Aragón son razas autóctonas: Rasa Aragonesa, Ojinegra de Teruel, y Roya Bilbilitana.
El Ternasco de Aragón fue la primera carne fresca que en España fue aceptada como Denominación Específica, en 1996 fue reconocido en el ámbito europeo como Indicación Geográfica Protegida.
Para más información http://www.ternascodearagon.es/

Garbancita ® dijo...

Esos melocotones podían acompañar también a un foie o a un buen solomillo (puede ser de cerdo, aunque mucho mejor si es de ternera, no?). Soy un ser saladopensante y no puedo pensar en los melocotones como postre.

Aquí tienes una receta de pollo relleno que te puede interesar para tus melocotones.

Eso de las migas me ha abierto el apetito, que simple y que grande es ese plato. Aquí en Navarra eran muy famosas las de la Venta de Juan Pito en Isaba. Pero hace años que no las pruebo. Así que espero tu receta.

Besicus ;)

Sergio dijo...

Jo, que comilonas hace mi suegra, jejejeje, doy fe que las migas estan de vicio al igual que el ternasco. Yo lo del melocoton, no soy nada laminero, pero lo pasaria por la batidora y lo pondria en un biberón, además si le dieses un toque balsamico, tendria un sabor curioso curioso.

Muchos Besicos.

Doña Col dijo...

El tema de las migas es muy simple.
En mi casa se suele comprar un "preparado" que no deja de ser una bolsa de migas de pan de pueblo ya cortadas al tamaño justo. Son de Biel, que a mi entender es el lugar de España donde tienen las migas a la pastora más buenas del mundo mundial...
Si no se dispone de tal ayuda se puede comprar pan, mejor de pueblo y dejarlo unos días, para que se seque un poquillo.
Para que salgan sueltas os recomiendo que el pan esté duro y se corte a trocitos. Una vez cortado, lo mejor es humedecer el pan, nunca mojarlo, echando el agua con la mano hasta ver que todo el pan este húmedo. Después poner un paño (mejor de algodón) que tape el pan un ratillo.
Mientras se prepara un sofrito con ajo, cebolla y aqui cada uno le da su toque. Hay quien en vez de sofreir con aceite, usa grasa de ternasco que lleve algo de carne adherida (para mi la mejor opción ya que le da un sabor insuperable). Otros echan jamón al sofrito aunque el resultado es algo salado. También se puede echar panceta, torreznos o chorizo... Una vez listo se añade el pan y se sala y no se puede parar de remover hasta que el pan se suelte (se hacen unas cachas impresionantes).
Una vez sueltas, se sirven calientes (si no no valen nada).
Lo mejor del mundo es comerlas con uva mientras estan calientes, pero hay quien las toma con cebolla dulce de Fuentes cruda, salsa de tomate, chocolate (¿?). Se que en otros sitios le echan de todo, como en Murcia que le echan hasta guardia civiles (de los verdes no, de los de las sardinas).
Un día de estos hago un paso a paso para explicarlo mejor, con fotillos y toda la pesca...

La Gastro Red

Archivo del blog

Amiguetes & Cia.

Código Cocina

Ranking de Gastronomía Wikio

Wikio – Top Blogs – Gastronomia